Skip to main content
twd

The Walking Dead: Los dos lados de la cerca

Cuenta la leyenda que en una lejana tarde de 1969 los integrantes del archi-desconocido grupo de blues Polka Tulk salieron de un extenuante ensayo para encontrar, en el cine ubicado en la acera de enfrente, una larguísima fila a la espera de ver una película italiana de terror. En ese momento el vocalista del grupo tuvo una espeluznante epifanía sobre el espectáculo: “la gente paga para que la espanten”. En consecuencia, Polka Tulk decidió darle un giro radical a su sonido: las mismas influencias blues que los distinguían se volvieron la base de canciones capaces de espantar a cualquier escucha. Como homenaje y recordatorio, rebautizaron el grupo con el nombre de aquella película italiana que les abrió los ojos: Black Sabbath(más…)

El espacio de la humanidad en el Universo: La estrella de Ratner de Don DeLillo

La estrella de Ratner de Don DeLillo #culturaquemaduraHarold Bloom es de esos críticos que uno lee más por obligación o costumbre que por gusto. Adepto a los juicios categóricos y las descalificaciones sumarias, no es infrecuente que sus comentarios levanten tanto ámpula como curiosidad. Aunque no es fácil coincidir con él, es factible dialogar con sus afirmaciones. Cuando le preguntaron quiénes eran los grandes novelistas norteamericanos en activo, él no dudó en soltar cuatro únicos nombres: Thomas PynchonPhilip RothCormac McCarthy y Don Delillo. Tan discutible como cualquier otra lista (aunque más por las ausencias que por las inclusiones), al menos tiene el acierto de ofrecer un puñado de autores insoslayables. (más…)

La salida de la ópera en el año 2000 (Albert Robida, 1902)

6 estupendas novelas distópicas  (que no son ni de Orwell ni de Bradbury)

En los albores de la modernidad, no pocos pensadores se entregaron a la fantástica tarea de imaginar lugares (im)posibles donde la humanidad pudiera volver a la mitológica Edad de Oro. Las utopías del renacimiento fueron espléndidos ejercicios de especulación donde, ante todo, se debatía cómo podría ser esa nueva etapa idílica. Por supuesto, muchos lectores radicales tomaron estos ejercicios especulativos como manuales de operación: en América, no pocas ciudades se trazaron tomando en cuenta los textos de Moro, Doni y Campanella.

Apocalipsis (Albert Goodwin, 1903) 6 estupendas novelas distópicas  (que no son ni de Orwell ni de Bradbury) #culturaquemadura
Apocalipsis (Albert Goodwin, 1903)

Pero, así como las utopías del renacimiento fueron un termómetro capaz de medir los anhelos de una época, a finales de la modernidad nos encontramos con un termómetro que ha medido, ante todo, los miedos y frustraciones de su tiempo: la distopía. Más allá de las distopías canónicas de Bradbury y Orwell (y de los textos de Kafka que prefiguraron el género), la lista de obras que se han entregado a la tarea de imaginar los mundos que no deseamos habitar ha sido inmensa. Si la utopía se alza como una reelaboración del mito de la Edad de Oro, la distopía es duedora de un mito igual de significativo para occidente: el descenso al infierno. Sirva esta pequeña lista como una introducción a este sub-género indispensable de nuestro tiempo. Y ojalá nadie nunca tome estos libros como manuales de operación. (más…)