Skip to main content
Oscuridad: Lord Byron y la invención del terror postapocalíptico

Oscuridad: Lord Byron y la invención del terror postapocalíptico

Oscuridad: Lord Byron y la invención del terror postapocalíptico #culturaquemadura
Lord Byron, en retrato de Richard Westall (sin fecha)

Una serie de eventos climatológicos atípicos, en conjunto con una gran cantidad de ceniza lanzada a la atmósfera por la erupción del volcán Tambora —en el territorio de la actual Indonesia— hicieron que 1816 pasara a la historia como “el año sin verano” en medio de hambrunas por la perdida de cosechas y con efectos perceptibles en Asia, Europa y América, cuya huella cultural resultó indeleble en las narrativas de horror. Ese año de emergencia ambiental fue también el mismo en que, tras un divorcio y una serie de escándalos incluso sexuales, George Gordon, sexto Lord Byron, se exilió de Inglaterra para no volver jamás. (más…)

El-idioma-de-la-melancolia

Smashing Pumpkins: el idioma de la melancolía

Era la última década de un siglo convulso y un muchacho nacido junto a un lago estaba obsesionado con “usar el verdadero lenguaje de la gente” y a la vez agregarle “cierto colorido de la imaginación, bajo el cual las cosas ordinarias deberían mostrarse a la mente con un aspecto inusual”. Algunos versos sobre un amor perdido ante la muerte y otros tantos sobre la nostalgia de regresar a su región lacustre natal, tras años de viajar por el mundo, harían que se considerara a su obra “pathos puro”, como describía John Keats alguno de los “Poemas para Lucy” de William Wordsworth (de cuyo “Preface to the Lyrical Ballads” provienen las citas). El hecho de que se pueda decir lo mismo de William Patrick Corgan, el motor creativo al frente de los Smashing Pumpkins, que del poeta más emblemático de la primera generación de la poesía romántica inglesa no es una serie de coincidencias que comienza con el nombre de ambos y continúa en abundantes detalles como sus vínculos afectivos con ciertos lagos o que publicaron a la misma edad su obra cumbre* sino —parafraseando a Keats— tradición pura.

(más…)