Skip to main content
El-idioma-de-la-melancolia

Smashing Pumpkins: el idioma de la melancolía

Era la última década de un siglo convulso y un muchacho nacido junto a un lago estaba obsesionado con “usar el verdadero lenguaje de la gente” y a la vez agregarle “cierto colorido de la imaginación, bajo el cual las cosas ordinarias deberían mostrarse a la mente con un aspecto inusual”. Algunos versos sobre un amor perdido ante la muerte y otros tantos sobre la nostalgia de regresar a su región lacustre natal, tras años de viajar por el mundo, harían que se considerara a su obra “pathos puro”, como describía John Keats alguno de los “Poemas para Lucy” de William Wordsworth (de cuyo “Preface to the Lyrical Ballads” provienen las citas). El hecho de que se pueda decir lo mismo de William Patrick Corgan, el motor creativo al frente de los Smashing Pumpkins, que del poeta más emblemático de la primera generación de la poesía romántica inglesa no es una serie de coincidencias que comienza con el nombre de ambos y continúa en abundantes detalles como sus vínculos afectivos con ciertos lagos o que publicaron a la misma edad su obra cumbre* sino —parafraseando a Keats— tradición pura.

(más…)

madoc-01

Madoc: la leyenda del galés que conquistó México

Madoc, príncipe de Gales y, en un universo alterno, descubridor de América y conquistador de México.

Un 16 de septiembre, pero de 1400, Owain Glyndŵr fue coronado Príncipe de Gales. Fue la última persona en ostentar ese título y ser, en efecto, nativo del país al suroeste de Gran Bretaña que actualmente forma parte del Reino Unido junto con Escocia, Inglaterra e Irlanda del Norte. Al igual que hiciera Miguel Hidalgo, al otro lado del océano Atlántico 410 años después, Glyndŵr llamó a una revuelta popular para liberar a su país del dominio extranjero, en ese caso la Inglaterra del rey Enrique IV. El levantamiento de Owain Glyndŵr encontró la derrota tras poco más de una década y en 1412 el último Tywysog Cymru (líder de los galeses) desapareció sin dejar rastro. Owain Glyndŵr nunca fue capturado por los conquistadores ingleses, ni traicionado por su pueblo, pero tampoco visto de nuevo por nadie.  (más…)