Skip to main content
Chinua-Achebe-speakn-abt-thingsfallapart1

Things Fall Apart: el manuscrito recuperado de Chinua Achebe

Chinua Achebe (1930-2013) vivió una de las peores pesadillas de un escritor cuando estuvo a punto de perder el manuscrito de su emblemática novela Things Fall Apart en 1957, un año antes de publicarla.

 

Es fácil pensar que antes de la era digital había una máquina de escribir en cualquier lugar dónde hubiera un escritor, la verdad es que las condiciones en que trabajaban muchos de ellos eran tan variadas como sus contextos. No era raro que existieran en ese entonces agencias que se dedicaran a mecanografiar textos escritos a mano. Chinua Achebe narró su experiencia al enviar su primera novela a mecanografiar durante una entrevista para la revista Paris Review:

“Cuando estaba en Inglaterra vi muchos anuncios de agencias de transcripción. Había aprendido que, para de verdad causar una buena impresión, debería tener un manuscrito bien mecanografiado. Así, inocentemente, encuaderné mi manuscrito (precisamente escrito a mano y la única copia en el mundo entero), lo puse en un sobre y lo mandé desde Nigeria a una agencia que se anunciaba en el periódico The Spectator”.

Chinua-Achebe-speakn-abt-thingsfallapart1

Chinua Achebe, tan pronto como recibió una respuesta de la agencia, envió un giro postal por 32 libras, el precio por dos copias mecanografiadas de su manuscrito. Pasaron semanas y después meses sin respuesta. Achebe, que entonces trabajaba para Nigerian Broadcasting Service, al final obtuvo ayuda inesperada cuando su jefa inmediata fue a Londres para pasar ahí sus vacaciones.

“Era una mujer inglesa muy terca. Le conté lo de mi manuscrito, me dijo “dame la dirección y el nombre de la agencia” y al llegar a Londres fue a visitarlos y les dijo “¿Qué son estás tonterías?” Seguro debían estar sorprendidos, pues creo que su noción de un manuscrito enviado desde África… bueno, de verdad pensaban que no había nadie que fuera a reclamarles. Normalmente los británicos no se portan así de mal, esas cosas no se hacen. Pero, como era algo que venía de África, actuaron de una manera distinta”, narra Achebe.

La Sra. Beattie, jefa de Chinua Achebe, exigió a la agencia que mandaran el manuscrito de su empleado. El borrador mecanografiado llegó por fin pocos días después a manos de su autor. Sin embargo Chinua Achebe recibió sólo una copia y no las dos que había ordenado, mucho menos una respuesta. Al año siguiente Things Fall Apart fue publicado en Londres por la editorial William Heinemann.

Aquí se puede leer la entrevista original de Paris Review con Chinua Achebe en inglés.

Eliud Delgado

@_eliud