Skip to main content

10 escritores en billetes

10 escritores en billetes #culturaquemaduraTodos en México los hemos llevado dentro de la cartera: Sor Juana en los billetes de $200, Nezahualcóyotl en los de a $100, alguna moneda de $20 con Octavio Paz. México ha mantenido una tradición de reproducir la imagen de sus escritores, en estos tres casos poetas para ser exactos, en su dinero. La costumbre de imprimir rostros en las emisiones monetarias se remonta al Imperio Romano, cuando el emperador en turno o el gobernante de la provincia tenían derecho a distinguir las monedas que se producían bajo su jurisdicción mediante su propia efigie.

En el Siglo VII d. C., surgió en China el papel moneda, que ya no era un metal precioso acuñado sino la representación del valor de la cantidad de oro impresa; había nacido así un nuevo artefacto cultural, el billete. No fue hasta el Siglo XIII que el explorador italiano Marco Polo llevó la idea a Europa, junto con la pasta, especias y una perplejidad cuya vigencia aún persiste en Occidente. Debido a diversas circunstancias históricas y económicas, ha habido momentos en que el papel moneda no está respaldado por una reserva metálica correspondiente a la suma del valor impreso en todos los billetes. En tales casos el valor del dinero está respaldado sólo por la convención social, la buena fe de que el efectivo vale: el dinero fiduciario, como lo es la mayoría del que circula en la actualidad prácticamente en todo el mundo.

El filósofo Jacques Derrida advertía en su libro De la gramatología que “el olvido de las cosas es el mayor en el uso de estos signos perfectamente abstractos y arbitrarios que son el dinero y la escritura fonética”. Si todos recordáramos que el dinero no es sino papel (a veces ni eso) y que las sílabas ár-bol en realidad sólo tienen el significado colectivo que se ha acordado a lo largo de generaciones y generaciones, el idioma español y la economía colapsarían.

Aún así, el dinero tiene un significado cultural más allá del intercambio mercantil y los elementos que incorpora a su diseño cada casa de moneda es reflejo de lo que cada país valora, haciendo del papel moneda un artefacto cultural de símbolos múltiples. No es extraño entonces que los gobiernos impriman junto al valor fiduciario de sus billetes las imágenes de sus héroes y también de sus artistas, sobre todo escritores, pues la lengua y la literatura son algo tan característico de un pueblo como los vaivenes de su economía.

A continuación les dejamos 10 de los escritores que, al pasar impresos de mano en mano, han añadido un valor que trasciende al fiduciario en billetes de diversos países.

Benito Pérez Galdos

Benito Pérez Galdos 1000 pesetas 10 escritores en billetes #culturaquemadura

El autor de Fortunata y Jacinta aparecía en los billetes de 1,000 Pesetas que estuvieron en circulación de 1982 a 1987. Además de Pérez Galdos, en los billetes españoles aparecían el también novelista Leopoldo Alas y el poeta Juan Ramón Jiménez, pero antes de la entrada en vigor del Euro jamás hubo alguna emisión de papel moneda para celebrar al mayor escritor no sólo de la Madre Patria sino de la lengua española, el padre de la novela moderna: Miguel de Cervantes.

Robert Louis StevensonRobert Louis Stevenson 1 libra esterlina (Escocia) 10 escritores en billetes #culturaquemaduraPara celebrar el centenario de la muerte del autor de El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde, en 1994 el Banco Real de Escocia emitió billetes conmemorativos de una libra esterlina. Debido a que el Reino Unido no abandonó su propia moneda nacional con la entrada del Euro, el billete del escritor escocés aún sigue en circulación.

William Shakespeare

William Shakespeara 20 libras esterlinas 10 escritores en billetes #culturaquemadura

El Bardo de Stratford upon Avon es todo un símbolo nacional de Inglaterra y no podía quedarse sin aparecer en los billetes de 20 libras esterlinas que estuvieron en circulación de 1970 a 1993. Quizá la imagen que aparece en la emisión del Banco Real de Inglaterra no es la más familiar de Shakespeare, pero incluye al fondo una reconocible escena de Romeo y Julieta.

Fernando Pessoa

El poeta más importante de la literatura lusófona del Siglo XX murió en 1935, a los 47 años, sin ser nada. Apenas un año antes había publicado su primer libro: Mensaje que, a pesar de haber recibido premios en su momento, está muy lejos de ser lo más representativo del caudal poético —navegado por heterónimos como Alberto Caeiro, Ricardo Reís, Álvaro de Campos o Bernardo Soares— que habría de revelarse de manera póstuma. En octubre de 1986 empezó a circular en Portugal el billete de 100 escudos con la imagen del poeta. La emisión fue impresa en Londres (como si se tratara de otro de “todos los sueños del mundo“, pues Pessoa no sólo era anglófilo y llegó a escribir muchos poemas en inglés, también vivió en Inglaterra de los 7 a los 17 años) y seguramente en más de una ocasión el billete salió del bolsillo de algún “Esteves sin metafísica” para pagar en alguna tabaquería de Lisboa.

Fernando Pessoa 100 escudos 10 escritores en billetes #culturaquemadura

Carlos Drummond de Andrade

La poesía en lengua portuguesa ha logrado posicionar los retratos de sus autores en papel moneda con singular efectividad tanto en Portugal como en Brasil. Carlos Drummond de Andrade apareció en un billete que fue puesto en circulación en 1989, tan sólo un par de años después de su muerte. Sin embargo el billete fue retirado muy pronto, en 1993. Es notable que, a diferencia de la mayoría de los casos, el billete de 50 nuevos cruzados —sí, no sólo en México la moneda fue “nueva” y perdió ceros en algún momento, de hecho pasó en Brasil casi al mismo tiempo— está dedicado al poeta tanto en el anverso como en el reverso e incluye, completo, su poema “Canción amiga”.

Carlos Drummond de Andrade 50 nuevos cruzados 10 escritores en billetes #culturaquemadura Carlos Drummond de Andrade 50 nuevos cruzados 10 escritores en billetes #culturaquemadura

José Martí

Un símbolo nacional cubano, no sólo como poeta sino también como pensador y en el sentido más tradicional de héroe (que en Latinoamérica se transfigura con el de mártir) debido a las circunstancias de su idealizada muerte: abatido en la batalla de de Dos Ríos durante la guerra contra España. No es casualidad que José Martí aparezca en el billete cubano de más baja denominación, que según dicta el sentido común es también el de mayor circulación; así fue incluso antes de la revolución castrista. Su cualidad de héroe y símbolo nacional para el régimen de la isla se confirma al colocarlo en el mismo nivel simbólico de la imagen que aparece al anverso de la emisión: Fidel Castro celebrando la victoria de la revolución durante su entrada triunfal a La Habana en 1959.

José Martí 1 peso cubano 10 escritores en billetes #culturaquemadura

Jorge Isaacs

Desde 1992 se encuentra en circulación el billete de 50 mil pesos colombianos con la imagen de Jorge Isaacs. Los elementos gráficos del billete aluden a María, que desde su publicación en 1867 es uno de los grandes acontecimientos literarios de la joven Latinoamérica decimonónica. Quizá se trate de una de las emisiones de papel moneda más hermosas del continente.Jorge Isaacs 50,000 pesos colombianos 10 escritores en billetes #culturaquemadura

Jane Austen

El Reino Unido contiene una gran cantidad de historia (literaria también) en apenas un pequeño archipiélago; por eso cada cierto tiempo el Banco Real de Inglaterra cambia la estafeta e incluye a nuevos personajes históricos en las emisiones de papel moneda. Tal es el caso del billete de 10 libras esterlinas, que en algún momento tuvo como huésped distinguido a Charles Dickens mientras que en la actualidad lo ocupa Charles Darwin. A partir de 2017 entrará en circulación una nueva versión cuya habitante en turno será la madre del melodrama novelado: Jane Austen.

Jane Austen 10 libras esterlinas 10 escritores en billetes #culturaquemadura

Antoine de Saint-Exupéry

El autor de El principito tuvo también su propio billete, quizá el de diseño más atractivo que llegó a emitir el Banco de Francia. Entró y salió de las cajas registradoras parisinas desde 1993 hasta que el franco se retiró de circulación el último día de 2001, remplazado por el Euro. Lo mejor de esta emisión no es sólo que aparece el autor, sino también su conocido personaje, el avión e incluso el asteroide B612. En su momento el billete, en cuyo anverso y reverso aparecen motivos gráficos dedicados a la obra más conocida de Antoine de Saint-Exupéry, fue el más falsificado de Francia.

Antoine de Saint-Exupéry 50 francos 10 escritores en billetes #culturaquemadura

James Joyce

Emitido por el Banco Central de Irlanda, este billete es contempóraneo al anterior, pues tuvo la misma vida de ciruculación antes de que el Euro unificara monetariamente al continente europeo. Al igual que otros casos, este billete representa al autor como un símbolo nacional.  Lo sorpresivo es que los motivos que habitan la emisión no celebran al prestigiado Ulyssestampoco recuerdan la novela The Portrait of the Artist as a Young Man o la colección de cuentos Dubliners, que en teoría son la obra más “accesible” de James Joyce. No, el billete es una síntesis gráfica del enigmático Finnegans Wake y en el reverso incluso cita la frase con la que empieza y vuelve a empezar (porque el Finnegans Wake no es un libro, sino un idioma inventado que nunca se acaba) la críptica novela con la cual Joyce se propuso “destruir el idioma de Shakespeare y Milton”.

Aún no entendemos si el creador de Stephen Dedalus y Leopold Bloom logró su cometido, pero escribió un libro con un lenguaje en verdad propio, que ademas inspiró un billete que serviría para que todos los irlandeses tuvieran aunque sea una idea de aquella obra a través de la representación femenina del río Liffey, el mapa de la ciudad y el retrato de su autor.

James Joyce 10 libras irlandesas 10 escritores en billetes #culturaquemadura P76b-1997-10_Pounds-b

Eliud Delgado