Skip to main content
Música en órbita

Música en órbita: las canciones que escuchan los astronautas

La carrera espacial fue quizá la expresión más interesante y benigna de la Guerra Fría. Ya entrada la década de los cincuenta del siglo pasado tanto la extinta Unión Soviética como los Estados Unidos estaban empeñadas en —gracias a la aplicación pacífica de los avances en tecnología balística— ser las primeras naciones que llevaran a la humanidad fuera de los confines de nuestro planeta. El 4 de octubre de 1957 la URSS se adelantó en la competencia espacial al colocar en órbita el Sputnik 1, primer satélite artificial, lanzado desde el cosmódromo de Baikonur, actualmente en territorio de Kazajistán. Mientras tanto, en Washington DC se aceleró la legislación con la cual se creó la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), cuya fundación se acordó el 29 de julio de 1958 y hoy primero de octubre cumple 57 años de haber iniciad0 sus operaciones. Al mismo tiempo que transcurría la carrera espacial, la cultura popular de Occidente viraba hacia la juventud y la música se convirtió en una de sus principales expresiones. Por supuesto, los viajes al espacio no escaparon de aquella fuerza de atracción y pronto la música que se escuchaba en la Tierra también salió a la conquista del espacio.

Las misiones Gemini comenzaron la tradición musical de la NASA
Las misiones Gemini comenzaron la tradición musical de la NASA

Incluso fuera de la atmósfera terrestre trabajar implica la necesidad de seguir un horario de acuerdo a planeaciones previas. En un entorno donde —además de que no hay gravedad— se observa un amanecer cada tres cuartos de hora, los despertadores cumplen algo más que la tarea de avisarle a los astronautas que ya es hora de despertar, los ayuda a que las condiciones del viaje espacial no altere demasiado sus ciclos de sueño. Una de las grandes diferencias entre el programa espacial soviético, casi siempre ligeramente más avanzado que el estadounidense,y el de la NASA fue que los controladores de vuelo en Houston pronto se dieron cuenta de que sus compañeros en órbita se despertaban de mejor humor si les ponían canciones en lugar de una alarma genérica. Así decidieron preguntarle a las familias de los exploradores espaciales qué música les sería reconocible y los pondría de buen humor al levantarse, para usarla precisamente con este fin. De esa manera dio inicio una larga playlist espacial de la cual les iremos contando algunos detalles interesantes a lo largo de ésta y las siguientes entradas de la sección Música en órbita.

La primera canción en el espacio

En la actualidad la NASA mantiene un registro oficial de las canciones que se utilizan durante las misiones espaciales, pero no siempre fue así y su interés por mantener una bitácora musical es relativamente reciente. La primera ocasión en que se documentó la transmisión de una canción desde la Tierra a una nave espacial fue el 15 de diciembre de 1965, cuando la tripulación del Gemini 6 escuchó “Hello Dolly” de Jack Jones (a continuación en versión de Louis Armstrong).

Un clásico para regresar a casa

La siguiente misión de la NASA continuó con la idea de ponerle música a los astronautas. Esta ocasión la selección incluyó a Chopin, Beethoven y Giacomo Puccini. El 18 de diciembre de 1965, día en que la tripulación del Gemini 7 emprendió el regreso a la Tierra, se transmitió la canción “Going Back to Houston” de Dean Martin, con referencia al centro de operaciones de vuelo de la NASA. El clásico country se volvería una pieza habitual para los días de cierre de misión.

Soundtrack lunar: la música de las misiones Apollo

Todas las ideas que podamos hacernos sobre un soundtrack legendario del Apollo 11, la misión con que la humanidad llegó por primera vez a la Luna, pertenecen tan sólo a la imaginación pues aquel viaje es uno de los pocos donde nos se utilizó música. En cambio, los astronautas de la legendaria decimoprimera nave Apollo recibieron transmisiones de noticias relativas a su histórica travesía lunar. Durante el viaje del Apollo 12, entre el 12 y el 24 de noviembre de 1969, se volvió a transmitir música de la Tierra a una nave de exploración espacial.

Frank Sinatra se había convertido ya en un habitual de las playlists espaciales. Los tripulantes del Apollo 10 escucharon “Come Fly with Me” mientras que sus colegas del Apollo 12 deleitaron sus oídos con, la muy apropiada para la ocasión del segundo alunizaje, “The Second Time Around”.

La misión Apollo 17 fue la última de la NASA que tuvo como objetivo la exploración lunar con tripulación humana, la selección musical que acompañó a dicho viaje no estuvo exenta de cierta melancolía. En aquella ocasión se transmitieron un total de diez canciones desde el centro de mando en Houston, Texas, entre el 7 y el 19 de diciembre de 1972. La ficción alcanzó un poco la realidad cuando los astronautas escucharon “Así habló Zaratustra” de Richard Strauss, que desde aquellos años quedó asociada a la película 2001: Odisea del espacio, dirigida en 1971 por Stanley Kubrick.

La última misión lunar tripulada de la NASA también contó con la ambientación de canciones de The Doors (“Come on Baby Light My Fire“), pero resulta incluso más interesante la inclusión de “If I Ever See You Again”, interpretada por Roberta Flack, en relación a la Luna, pues se trataba de una despedida tan difícil como puede ser la de un par de enamorados.

La última pieza musical que escucharon los tripulantes del Apollo 17 fue el himno nacional estadounidense. Un día antes, despertaron con “We’ve Only Just Begun”, por The Carpenters, de una manera no menos simbólica pues la NASA continuaría con su programa espacial aunque éste ya no estuviera centrado en nuestro satélite natural. De la misma manera cerramos la sección por hoy; hemos tan sólo empezado, también, a narrar las playlists de las misiones espaciales pero aún quedan muchas canciones por escuchar y anécdotas por contar sobre la Música en órbita.

Eliud Delgado

0 ideas en “Música en órbita: las canciones que escuchan los astronautas